A finales de mayo el Govern acogió a menas procedentes del asalto a Ceuta fomentado por Marruecos.

Un grupo de menores procedentes de Malí, Guinea y Marruecos tutelados por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS, por sus siglas en catalán) son los destinatarios de la iniciativa.

Según informa el IMAS en su nota de prensa, “El objetivo es el de aprender la lengua catalana para arraigar en la sociedad y desarrollarse académicamente y laboralmente“.

Las sesiones se enmarcan en un programa del IMAS i la Fundació Diagrama en el cual se les ofrece orientación para su emancipación, puesto que el objetivo es iniciar estudios de bachillerato o de formación profesional. Los jóvenes que actualmente asisten al taller tienen formación previa y han mostrado interés en seguir estudiando y a la vez trabajar, y también en aprender catalán.

La directora general de Política Lingüística, Beatriu Defior, ha valorado muy positivamente este tipo de acciones. “Llevamos la lengua catalana a todos los rincones con acciones dirigidas”, ha dicho Defior. Así mismo, la directora general ha hecho énfasis en el hecho de que “el catalán es una lengua de acogida, que abre puertas y que permite arraigar a la sociedad de las Illes Balears”.

El taller tiene una duración de un mes y un total de 30 horas, divididas en 14 sesiones. Se combina la formación en lengua catalana y de sensibilización con actividades lúdicas en catalán como teatro, percusión, cocina, rape o visitas a establecimientos locales para practicar la lengua.

Deja una respuesta