Conducía de forma que los demás vehículos de la vía iban esquivándolo para evitar colisionar contra él y además se negó a realizar la prueba de alcoholemia.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 47 años de edad, como presunto autor de los delitos de conducción temeraria, negativa a someterse a la prueba de alcoholemia y atentado contra agentes de la autoridad.

Una patrulla de motoristas de la Guardia Civil de Tráfico detectó en la carretera de MA-4023 (Portocristo – Son Servera), un vehículo que circulaba de forma manifiestamente temeraria, el conductor mostraba con su conducta un desprecio absoluto por su vida y la de los demás usuarios de la vía, invadía constantemente el carril contrario y obligaba a los demás conductores a esquivarlo para evitar la colisión.

Los agentes consiguieron detener el vehículo y al identificar al conductor, este se comportó de forma agresiva, amenazó e intentó agredir a los agentes y se negó a someterse a la prueba de alcoholemia, insistió en seguir conduciendo en el estado en que se encontraba, ante ello los guardias civiles procedieron a la detención.

La Guardia Civil recuerda que los riesgos inherentes a este tipo de conductas son los causantes en la mayoría de las veces de los accidentes más graves ocurridos en carretera.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.