Esperemos que, esta vez, el Ayuntamiento de Manacor se digne a actúar ante las pruebas que Digital Manacor aporta en exclusiva.

Hace ya casi 3 meses, y más concretamente el día 25 de agosto, este digital publicaba una noticia denunciando «Irregularidades de extrema gravedad en la recogida de trastos en Manacor«.

Al parecer trabajadores de la empresa que se encarga de la recogida de «trastos», en vez de llevar directamente al punto verde todos aquellos «trastos» susceptibles de tener valor (como por ejemplo cobre, etc.) los trasladarían a una cochería situada en plaza industria. Una vez allí se les despojaba de los objetos de valor y, una vez realizada dicha operación, si eran llevados a su destino: el punto verde.

Desde entonces ni el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Manacor en general ni, en particular, el Delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Sebastià Llodrà, que es el responsable político directo del servicio de limpieza urbana, recogida de basuras y de trastos, han dicho absolutamente nada al respecto.

Tampoco ningún partido de la oposición ha tenido a bien, durante todo este tiempo, hacer ninguna pregunta al equipo de gobierno sobre el tema.

Un lector de Digital Manacor nos ha hecho llegar a nuestro e-mail (redaccion@digitalmanacor.com) varias fotografías tomadas esta misma mañana (sobre las 13:30 horas) y nos ha explicado, textualmente, los hechos de los que ha sido testigo:

«Ha llegado el del Ayuntamiento con el camión y los trastos. De la cocheria (Plaza Industria, Nº 5) ha salido un señor que se ha acercado hasta el camión.
El trabajador de la recogida de basuras le ha ido pasando los trastos (aparatos de aire acondicionado y cableado enrollado) y este señor los ha ido metiendo en la cocheria.
Acto seguido ha dado la vuelta, ha aparcado en la otra esquina de la plaza industria y se ha metido en el bar ubicado en los bajos del «Palau de la Premsa«, sede del semanario «Manacor Comarcal«.

Nuestra labor como medio de comunicación llega hasta aquí. Ahora son nuestros lectores quienes tienen la última palabra para juzgar si los hechos descritos en esta nueva exclusiva son correctos, o no.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.