En enero el alcalde de Manacor, Miquel Oliver, anunciaba a bombo y platillo, que había solucionado el problema de los coches abandonados.

Hace ya más de un año, y más concretamente el 14 septiembre del 2020, el actual equipo de gobierno llevaba al pleno del Ayuntamiento la «Ordenanza reguladora del régimen aplicable a los vehículos abandonados en la vía pública del municipio de Manacor» y la misma era aprobada.

Se nos vendía que, desde ese momento, el Ayuntamiento ya contaba con la herramienta jurídica necesaria para la localización, denuncia, retirada y entrega de los vehículos al centro de tratamiento y descontaminación correspondientes. Asimismo se anunciaban multas que podían llegar a alcanzar los 1.500 euros.

El 5 de diciembre, uno de los medios de comunicación subvencionados por el Ayuntamiento de Manacor sacaba una noticia con un titular impactante: «Manacor pone fin al problema de coches abandonados en la calle» y en el interior de dicha noticia el alcalde Miquel Oliver anunciaba que «en cuestión de días» se dispondría de un depósito municipal de vehículos y ya se podrían retirar de las calles de Manacor.

El alcalde incluso hablaba de que «Primero se retirarán los coches abandonados en la vía pública, tanto en las calles de los diferentes núcleos de población como del polígono industrial y del agroalimentario. Y ya en una segunda fase la intención es liberar las plazas del aparcamiento de la Plaza de Sant Jaume ocupadas por vehículos en custodia judicial».

En la noticia también se informaba que el único depósito que tenía Manacor hasta el momento era «el de la Policía Local en el parque municipal que tiene una capacidad para una veintena de vehículos».

Ya a principios de este mismo año, el 4 de enero, el alcalde anunciaba a bombo y platillo el nuevo depósito municipal de vehículos y, con las fotos de propaganda de costumbre incluídas (como la que acompaña estas palabras), nos vendía el fin del problema de los coches abandonados.

La cruda y dura realidad es que los aparcamientos de la Plaza de Sant Jaume siguen ocupados por vehículos en custodia judicial, que el depósito de la Policía Local en el parque municipal sigue lleno, que sigue habiendo coches abandonados en el polígono industrial y el agroalimentario así como en las calles de los diferentes núcleos urbanos que conforman el Ayuntamiento de Manacor.

Y, para muestra un botón, 3 coches abandonados hace ya mucho tiempo y que están estacionados en la calle del general barceló (al lado de la plaza de San Jaime), calle Dr. Fleming y calle de la princesa.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.