Jorge Campos, líder de Vox Baleares: «Vamos a defender la cultura occidental, nuestros valores y símbolos, que hacen que Son Servera, Mallorca, Baleares y España sean lo que son actualmente«.

VOX ha interpuesto una querella (que se puede leer pulsando aquí) en el Juzgado de Instrucción de Manacor por la demolición de la cruz cristiana de Son Servera ordenada y ejecutada por la alcaldesa socialista del municipio, la socialista Natalia Troya y «las demás personas que se vaya averiguando, que hayan participado en los hechos».

La alcaldesa procedió al derribo de la cruz sita en la calle de Na Joana Roca (conocida como Plaza de la Tercera Edad), ignorando que el monumento estaba pendiente del preceptivo informe para su catalogación como Bien de Interés Cultural.

Se da la circunstancia, además, que dicha cruz se hallaba desprovista de cualquier simbología más allá de la estrictamente religiosa, por lo que su derribo no puede ampararse en la Ley de Memoria Histórica. La querella ha
sido presentada bajo la dirección de Marta Castro, Vicesecretaria Nacional Jurídica de VOX España.

El 21 de octubre de 2021, la alcaldesa procedió, sin acto administrativo ni amparo legal alguno, a la retirada y demolición de la cruz, en un supuesto cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Actuó siendo conocedora de que estaba solicitada la catalogación de la cruz pendiente del informe del Consell de Mallorca. Por todo ello, en la querella de VOX se apuntan posibles delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos imputables a la alcaldesa.

El presidente de VOX Baleares, Jorge Campos, ha calificado a la alcaldesa Natalia Troya como «talibán socialista» por «enviar las excavadoras a tirar una cruz cristiana». Ha asegurado que «no nos podemos quedar de brazos cruzados, hemos presentado una querella criminal por el desprecio absoluto a la legalidad vigente, por derribar un monumento que estaba pendiente de ser catalogado». «Vamos a defender la cultura occidental, nuestros valores y símbolos, que hacen que Son Servera, Mallorca, Baleares y España sean lo que son actualmente», ha concluido.

Cronología de los hechos

En fecha de 20 de junio de 2020, Toni Gili Milán, consejero de VOX en el Consell de Mallorca, presentó en el Departamento de Cultura, Patrimonio y Deportes de la institución insular una instancia para que el referido monumento fuera declarado como Bien Catalogado y, por lo tanto, incluido en el Catálogo Insular del Patrimonio Histórico y en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de las Islas Baleares.

El 8 de febrero de 2021, ante la inacción de la Administración, el mismo consejeroo presentó nuevo escrito ante el Ayuntamiento de Son Servera, indicando que, aun transcurridos más de 7 meses de la solicitud de catalogación, no se había obtenido respuesta alguna al respecto, en una vulneración flagrante del art. 21 Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

También el 8 de febrero, el Grupo de VOX en el Consell de Mallorca registró una propuesta para en Pleno, instar al equipo de Gobierno en coordinación con la FELIB (Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares) y la Diócesis de Mallorca, a la realización o en su caso actualización del inventario de cruces existentes en las vías públicas o el resto del dominio público del territorio municipal: «dicho inventario se remitirá al Departamento de Cultura, Patrimonio y Política lingüística con el objetivo de que proceda a su catalogación como Bienes de Interés Cultural y, por ende, otorgue a estas Cruces la especial protección jurídica que les corresponda».

Deja un comentario