Remonta un 2-0 ante el ruso Medvedev, que de ganar hoy en Australia, se convertía en el Nº 1 del mundo.

Final absolutamente histórica la que se ha disputado hoy en Melbourne (Australia) entre Rafa Nadal y Medvedev.

El jugador ruso se ha puesto por delante de Rafa Nadal con dos sets a cero y parecía que ya era casi imposible que Nadal pudiese remontar.

Pero el jugador manacorí desconoce el significado de la palabra imposible y consiguió empatar el partido a dos sets.

Y así fue como se llegó al quinto y definitivo set que finalmente ganó Nadal y que de esta forma se convierte en el primer jugador del mundo que gana 21 Grand slam.