Se establece un mínimo del 50% de horas lectivas en catalán y que los centros decidan el resto. Es decir, una inmersión lingüística de facto.

La Consellería de Educación del Govern balear informa en una nota de prensa que “El Parlamento de las Islas Baleares ha aprobado hoy la Ley de Educación de las Islas Baleares (LEIB), la primera de la Comunidad en este ámbito, con el apoyo de todos los grupos que integran el Pacto de Gobierno, Més per Menorca, El Pi y Gent per Formentera“.

Recuerdan que “La Ley ha llegado al Parlamento después de un largo recorrido, iniciado el 5 de marzo de 2016, cuando el Gobierno de las Illes Balears asumió como propio el documento «Islas por un Pacto», elaborado por la plataforma Islas por un Pacto Educativo, formada por más de 40 entidades sociales“.

La nota de prensa de la Consellería continúa diciendo que para el Conseller, Martí March, «hoy es un día importante y que hay que celebrar» y que «esta Ley es un instrumento de mejora real y dará coherencia, estructura, estabilidad y continuidad al sistema educativo de las Islas Baleares».

«La base de esta LEIB son los alumnos, sus derechos y deberes, conseguir que sean más competentes en todas las dimensiones educativas», añade el Conseller, «y el otro gran objetivo es dar estabilidad al sistema educativo porque esta es una condición necesaria para seguir mejorando la educación, tal y como se ha demostrado en los últimos siete años que hemos gobernado en las Islas Baleares, y en los que han mejorado todos los indicadores educativos en cantidad, en calidad y en equidad».

Modelo lingüístico

Según la nota de prensa de la Consellería, “La Ley consolida un modelo lingüístico de éxito, implantado hace veinte años y que ha garantizado el conocimiento de las dos lenguas oficiales de las Illes Balears. Este modelo se recoge en la LEIB y se basa en la Ley de Normalización Lingüística y el Decreto de Mínimos, pero también en la experiencia de la comunidad educativa a lo largo de estos años.

«En esta comunidad queremos ciudadanos plurilingües, no monolingües», ha añadido el Conseller quien además ha afirmado que «el problema principal del catalán en las Illes no está en la escuela sino en la calle» y «en la falta de uso social, y por ello necesitamos políticas lingüísticas del siglo xxi que trabajen con todos los sectores sociales, con nuevas estrategias, con actitudes positivas e integradoras».

Lo que no dice la nota de prensa es que solo Més y El PI han votado a favor de la enmienda presentada para que la ley contemplará la inmersión lingüística, mientras PSOE y Podemos se han abstenido y PP, Vox y C’s han votado en contra.

Tampoco dice la nota de prensa que se establece un mínimo del 50 por ciento de horas lectivas en catalán y la autonomía de los centros para decidir el resto. Hecho que implica que en muchos centros se aplicará un 100% de horas lectivas en catalán.

Compromisos de la Ley de Educación

Continúa diciendo la nota de prensa de la Consellería que “El conseller ha destacado de la Ley, además, la enseñanza por competencias, que ya se recoge en los currículos que está elaborando el equipo de la Consejería; el compromiso hacia la universalización y la gratuidad de la educación de cero a tres años; la apuesta estratégica por la formación profesional para mejorar nuestro modelo económico, y la continuidad en la reducción de las ratios“.

Añaden tambien que “La Ley recoge «el compromiso de incremento de financiación hasta, al menos, el 5 % del PIB, en ocho años» y se compromete con la equiparación sociolaboral entre el personal de la escuela pública y el de la concertada y la mejora progresiva de los módulos de concierto“.

Finalizan la nota de prensa diciendo que “March ha recordado unas palabras del poeta pollencí Miquel Costa y Llobera del poema «Als joves», en concreto los versos siguientes: «fills d’una raça dreturera i forta que unia el seny amb l’ímpetu»  y ha afirmado que «esta es una Ley que une la cordura con el ímpetu, la razón con la fuerza, el rigor con la pasión, la evidencia con la voluntad».

Deja una respuesta