Se están contabilizando unas 6 o 7 denuncias semanales en este modus operandi.

Desde la Policía Nacional el grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos en Palma, advierte del aumento de denuncias de estafas a empleados y responsables de establecimientos.

El modus operandi sería el siguiente:

1º) Llama a la tienda de ropa, lavandería, franquicia bar, etc. una persona que habla perfectamente el español.

2º) Coge el teléfono el empleado y le dicen que son los gestores/contables/director de la empresa y que no contactan con el dueño, o que si han contactado y cuentan con su aprobación.

3º) Le comunican que para no tener que pagar una multa o una tasa elevada de dinero (aquí son multitud de pretextos, recibir paquetería importante, impago de impuesto, etc…), todo de forma que transmiten mucha prisa y nerviosismo al receptor de llamada, consiguiendo reducir de esta forma su capacidad de raciocinio, y así acceder para pagar lo que se le pide al empleado.

4º) Sin darle margen al empleado para poder consultar la deuda o pago con el responsable, le mantienen siempre al teléfono o le pasan con otro departamento/empresa de transportes y le dicen que deben coger el dinero que tienen disponible en la caja y les dan un código y dirección de cajeros de criptomoneda para que ingresen todo el dinero que posean, incluso dinero personal del empleado.

Entre seis y siete denuncias semanales

Desde la policía se advierte para no ser víctima de dicha estafa, que se mantenga siempre la calma, verifiquen siempre con su encargado o responsable inmediato, y el hecho significativo que están ante una estafa es cuando te piden que el ingreso lo hagas en cajeros de criptomoneda, todo ello para dificultar el rastro del autor de los hechos.

Se están contabilizando unas 6 o 7 denuncias semanales en este modus operandi, siendo las cantidades estafadas variadas en cada denuncia, llegándose a alcanzar en una de ellas la cantidad de 8000 euros.

Deja un comentario