• Consideran que la intervención de la Guardia Civil en el matadero ilegal es “un acto de provocación y ruptura de la convivencia”.

Según ha informado el diario “Última Hora” la comunidad musulmana de Mallorca considera «un acto de provocación y ruptura de la convivencia» la intervención realizada ayer sábado, por el Seprona de la Guardia Civil, en el matadero ilegal ubicado en la finca de Son Rossinyol, en La Vileta.

Cabe recordar que, como hemos informado, 210 corderos iban a ser sacrificados en un matadero clandestino por la fiesta musulmana del cordero. Un hecho que consiguió evitar la intervención de la Guardia Civil.

En un manifiesto aseguran que lo que la Administración considera «un acto de legalidad» es «estéticamente un ataque directo» para ellos.

Llamamiento al respeto de las formas de vida de los nuevos ciudadanos

Por eso, realizan «un llamamiento a la convivencia y al respeto de las formas de vida de los nuevos ciudadanos, ya que nos consideramos ciudadanos de pleno derecho».

Fiesta del cordero en Palma (2019). El campo de fútbol de hierba artificial de Son Moix estaba dividido en una zona para hombres muy extensa y otra para mujeres, notablemente menos poblada, en el otro extremo del campo.

También realizan un «llamamiento urgente a una mesa de reflexión con la Administración para que no vuelvan a suceder estos hechos» y se insta a la comunidad a que «no ceda a la provocación y mantenga la calma».

En el mismo manifiesto se explica que «la fiesta del sacrificio es un acto de convivencia entre religiones que representa el sacrificio del padre de los profetas, Abraham, que quiso sacrificar a su hijo Ismael en obediencia a Dios».

La comunidad musulmana en Baleares, se añadió, «celebra cada año esta festividad en convivencia con nuestros hermanos cristianos y judíos. Como muestra de la gran armonía que se vive entre los ciudadanos compartimos esta festividad con nuestros vecinos y les invitamos a que compartan este día con nosotros».

Deja una respuesta