Este pasado sábado, sobre las 20:00 horas de la tarde, se produjeron desprendimientos de baldosas de la fachada de una casa sita en la calle Nuño Sanz.

Un vecino dió aviso a la Policía Local y se presentó en el lugar un coche patrulla así como un camión-grua de los Bomberos.

Los Bomberos accedieron a la fachada mediante la escalera y procedieron a quitar los restos de baldosas que no habían caído así como aquellas que amenazaban con hacerlo.

La Policía Local procedió a colocar vallas para impedir el paso de los peatones por la acera.

Los vecinos reclaman a la Delegada de Urbanismo, Núria Hinojosa, que actúe

Los vecinos están preocupados ya que, según nos comentan, no es la primera vez que sucede y, si bien la fortuna ha ayudado hasta el momento para que no se tengan que lamentar daños personales, consideran que no hay que dejarlo todo al azar.

Reclaman que la Delegada de Urbanismo, Núria Hinojosa, no espere para actuar a que haya que lamentar desgracias personales.

Es por eso que piden a la concejala socialista que actúe urgentemente y envié a los funcionarios de su departamento a los que corresponda (Arquitecto i/o aparejador municipal) para que inspeccionen en condiciones la fachada.

Deja un comentario