La investigación se inició a comienzos del año 2020, en el marco de las pesquisas que habitualmente y en colaboración con otros países, se llevan a cabo en la web y en las distintas redes sociales, para localizar e identificar a posibles menores de edad en situación de riesgo o víctimas de delitos de carácter sexual.

Los agentes recibieron informaciones de la presencia de imágenes de contenido sexual en las que aparecía un niño desnudo y que las mismas se podrían haber tomado en algún punto de España.

La investigación no fue sencilla ya que no se disponía de direcciones IP utilizables y tuvieron que realizar un rastreo en fuentes abiertas. Finalmente los investigadores consiguieron localizar en Mallorca al niño y a su madre.

Durante la entrada y registro se encontraron, en el móvil de la madre, multitud de fotografías y vídeos de carácter sexual, por lo que fue detenida como presunta autora de un delito de producción de pornografía infantil.

Detenido un joven por acosar sexualmente a menores

A través de Europol, la Policía Nacional tuvo conocimiento que dos menores canadienses, una de 10 y otra de 17 años, habían denunciado ser víctimas de grooming, por parte de un varón que las obligaba a enviar fotografías de contenido sexual tras ser sometidas a diversas amenazas y chantajes.

La investigación llevó a los agentes hasta la localidad malagueña de Marbella, donde podría residir el presunto autor de los hechos.

Las gestiones realizadas por los agentes, permitieron detectar el domicilio concreto y tras llevar a cabo una entrada y registro se detuvo a un joven, tras encontrar abundantes conversaciones similares en dispositivos electrónicos con menores canadienses así como varias fotos de adolescentes, a las que obligaban a exhibirse en contra de su voluntad.

Doce menores identificados en situación de riesgo

En el marco de esta operación los agentes consiguieron identificar a doce menores de edad, en diferentes provincias españolas, que se habían grabado en actitudes sexuales y habían compartido ese contenido en redes sociales.

La Policía Nacional aconseja hacer un uso responsable de la web y las redes sociales. Igualmente los expertos recomiendan avisar a un adulto en el caso de recibir una imagen comprometida de alguien, bloquear o denunciar a personas molestas o que hacen propuestas inapropiadas a través de Internet y ser prudente a la hora de enviar contenido a personas desconocidas.

Los agentes aconsejan que, en el caso de recibir imágenes de pornografía infantil en nuestros dispositivos, ponerlo en conocimiento de las autoridades de manera inmediata. Para ello, la Policía Nacional tiene un correo electrónico (denuncias.pornografía.infantil@policia.es), donde los ciudadanos pueden denunciar este extremo.

Deja un comentario