Guillem Ribot ha hecho llegar a la redacción de Digital Manacor dos fotografías tomadas esta mañana en la primera línea de Porto Cristo, y más concretamente en la intersección situada entre la calle Concepción y la ”costa d’en blau”.

Epicentro de las ya conocidas popularmente como las “obras de la vergüenza de Porto Cristo”.

Como se puede apreciar en las fotografías hay dos tapas de alcantarillado abiertas, una furgoneta y un camión de una empresa que se dedica al vaciado y limpieza de fosas sépticas, cisternas, etc. y de desatascar todo tipo de tuberías, así como varios operarios.

En las fotografías también se puede observar la presencia de Sebastià Nadal, el socialista delegado de costas y Porto Cristo; de Corrado Dell’avo, ingeniero municipal; de Toni Puerto, aparejador municipal y del encargado de la empresa Melchor Mascaró, entre otras personas.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Manacor debe explicar que hacía ahí ese camión y esos operarios. Y también debe informar de las explicaciones de los técnicos municipales y del encargado de la empresa Melchor Mascaró.

Pero no todo acaba ahí. Parece ser que la farola (marcada con un círculo verde), está metida de lleno (con todo su añadido de cemento) dentro del emisario:

Cronología de la crónica de un desastre anunciado

El jueves de la semana pasada, día 18, informábamos del Caos e inundaciones en la primera línea de Porto Cristo, de que el El Ayuntamiento de Manacor prohibia bañarse en la playa de Porto Cristo y de que PP, AIPC, VOX y PxM criticaban al Ayuntamiento por las inundaciones de Porto Cristo.

Esa misma tarde el Departamento de Publicidad y propaganda dirigido por Mercè Pinya, cargo de confianza puesto a dedo por el alcalde Miquel Oliver, emitía una nota de prensa que titulaba “La tempestad eléctrica que ha caído este mediodía en Porto Cristo ha hecho fallar la impulsión de las aguas residuales”.

La nota de prensa, decía textualmente lo siguiente:

La tormenta eléctrica que ha descargado este jueves mediodía sobre Porto Cristo ha hecho saltar el diferencial de una de las dos bombas de impulsión de las aguas residuales de Porto Cristo.

A la espera de tener las conclusiones de la investigación que el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Manacor solicitará a los técnicos municipales para determinar por qué las aguas han terminado en el mar, todo indica que la causa principal ha sido el fallo de una de las dos bombas de impulsión ya que la recogida de las aguas pluviales ha respondido de forma satisfactoria.

La concesionaria de las aguas de Porto Cristo, Aigües Son Tovell, ya ha reparado la bomba, aunque no se ha podido evitar que durante veinte minutos las aguas de alcantarillado que debían impulsarse hacia la depuradora no se hayan podido trasladar.

La empresa constructora de las obras de la primera línea de Porto Cristo, Copcisa, ha limpiado todos los residuos que han aparecido después de la lluvia y esta tarde la calle Bordils ya ha vuelto a la normalidad.

Por lo que respecta a la playa, se ha izado la bandera roja a la espera de los resultados de las analíticas de calidad del agua que se realizarán este viernes. La tormenta también ha ocasionado desperfectos en la pasarela, por lo que se está trabajando para repararlos y se espera que este viernes la playa regrese a la normalidad”.

AIPC niega la mayor

A primera hora de la mañana del día siguiente AIPC nos hacía llegar una nota de prensa, que publicábamos íntegramente bajo el título de AIPC/SYS exige explicaciones urgentes al Ayuntamiento por las inundaciones de ayer.

Esta nota de prensa de AIPC negaba la mayor y dejaba en evidencia al Ayuntamiento de Manacor y la nota de prensa que habían redactado el día anterior ya que afirmaban que se habían “puesto en contacto con “Aigües Son Tovell”, concesionaria de las aguas de Porto Cristo, para contrastar la versión que dio el ayuntamiento” pero que “según la empresa, no hubo ningún problema tan grave como para provocar la situación de ayer porque se cuenta con un emisario encargado del retorno del agua depurada en caso que las dos bombas fallen”.

Mientras tanto, cuando ya han pasado 5 días el Ayuntamiento de Manacor sigue sin dar explicaciones y, por no informar, ni tan siquiera ha informado sobre los resultados de los análisis realizados a las aguas de la playa de Porto Cristo si bien el viernes ya ondeó la bandera amarilla en la misma.

Deja una respuesta