La Guardia Civil ha detenido a un individuo como presunto autor de la comisión de numerosos hurtos en la playa de Cala d’Or.

Después de recibir denuncias por hurtos en la playa de la localidad, agentes de Santanyí iniciaron una investigación para localizar al responsable.

Tras una serie de gestiones y dispositivos operativos en las zonas de las playas, los guardias civiles detuvieron al sospechoso, quien de manera habitual y normalmente de madrugada acechaba a turistas en la playa, y aprovechaba el momento en el que los perjudicados se daban un baño para sustraer sus efectos personales que habían dejado en la arena.

El detenido había acumulado un gran número de efectos sustraídos, y se disponía a venderlos en Palma, cuando fue interceptado por los agentes, incautándole 13 teléfonos móviles, un reloj de pulsera, 595 euros en efectivo.

La totalidad de los efectos sustraídos, valorados en 10.000 euros, ya han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

La Guardia Civil finaliza su nota de prensa informando que ha aumentado la presencia uniformada en la zona de Cala D’Or, con el objetivo de prevenir este tipo de ilícitos.

Deja un comentario