Digital Manacor informaba este pasado domingo, día 24, que los vecinos de Sa Torre estaban indignados con el Ayuntamiento.

Sin ningún aviso previo del Ayuntamiento, operarios de la empresa de construcción Melchor Mascaró habían cerrado los accesos a la plaza Berard para comenzar una obra de la que los vecinos no tenían ningún tipo de información.

Los vecinos consiguieron contactar con la socialista Núria Hinojosa, delegada de Urbanismo, para expresarle su sorpresa e indignación por que se hagan obras sin informarlos y para pedirle una reunión y saber qué es lo que el Ayuntamiento pretende hacer.

Reunión de los vecinos con Núria Hinojosa

La reunión entre los vecinos y la delegada de Urbanismo se ha celebrado sobre las 17:00 horas de esta tarde en la misma plaza y a la misma han acudido entre 20 y 30 vecinos, a pesar de ser un día laboral y por la tarde, hecho que demuestra su interés y preocupación.

A la derecha, Núria Hinojosa y a la izquierda, Neus Serra.

Hinojosa ha acudido acompañada de la arquitecto que ha redactado el proyecto, Neus Serra Matheu. Posteriormente se incorporó el tambien concejal socialista, Sebastián Nadal.

Hinojosa inicia su intervención

«Nuestra intención es, un poco en línea con la que ya estamos haciendo desde el principio de la legislatura, ganar espacio para los peatones en diferentes barrios. Ya lo hemos hecho en la plaza de S’antigor, ahora acabaremos la Plaza de Santa Catalina y también lo queríamos hacer en el barrio de Sa Torre, comenzando por esta plaza«.

Añadió que «si algo bueno ha traído el COVID es que nos han dejado gastar dinero que teníamos en el banco, que no podíamos gastar (referencia a ley Montoro/Montero). Y ya que lo teníamos que gastar, pensamos que lo teníamos que gastar mejorando todo lo que pudiésemos el entorno urbano de nuestro pueblo«.

Y continuaba diciendo que «Ya que tenemos que hacer una inversión en el barrio de Sa Torre vamos a aprovechar y hacer también como un eje que conecte de la mejor manera la plaza de las perleras con este otro espacio al que le faltan elementos de sombra y juegos infantiles. Le faltaba un poco creernos que realmente era una plaza«.

No es un capricho

Explicaba que «Esta es nuestra intención. No es que sea un capricho, no. Simplemente pensamos que el barrio de Sa Torre podría mejorar teniendo esta inversión, una inversión importante de 415.000 euros«.

Y añadía que «La adjudicataria de las obras, como sabéis, es Melchor Mascaró. Para mi una garantía, ¡visto los visto!. (sin duda una más que clara referencia a las «obras de la vergüenza de Porto Cristo, como así las denominó el mismísimo alcalde Oliver).

También informaba que «El plazo de ejecución de las obras es de 4 meses y ya han comenzado«.

Se excusa, a su manera, por no haber informado antes a los vecinos

«Me sabe mal si creeis que teníamos que haber venido antes . No lo hemos hecho no por que tuviésemos ningún problema, yo me entiendo siempre con todos los vecinos que nos lo han pedido y por eso estoy aquí«.

«Por que realmente estamos orgullosos de esta inversión a pesar de que sabemos que traera molestias , que traera ruido, que traera polvo y que durante una temporada tendremos que hacer una esfuerzo colectivo pero que evidentemente supondrá una mejora para el barrio«.

Resumen del proyecto

«Aprovechamos , y ya que abrimos, ponemos toda la red de agua potable y la red de alcantarillado nuevas por que las tuberías son de fibrocemento y hemos creído que ya que estábamos teníamos que hacer la inversión«

«También mejoramos la iluminación pública y uno de los punto fuertes de este proyecto es que eliminamos todas las barreras arquitectónicas. Hacemos que sea un espacio accesible (sillas de ruedas, cochecitos de bebé, ..) No tenemos que pasar pena de caernos. No tenemos ningún elemento que nos pueda suponer un peligro en este sentido«.

«Y sobretodo ponemos juegos infantiles. Creemos que aquí, en este barrio, hay muchos niños, por tanto una de las cosas que creemos que hace falta (aunque ya tenemos en la plaza de las perleras pero nunca esta de más ) y una de las intenciones que también queríamos que quedase patente en el proyecto era esta. Aparte de un espacio de sombra, tener un espacio de juegos infantiles muy chulo. Y esta es nuestra intención«.

El final del discurso

«Sabemos que todos tenéis inmuebles o comercios o cocherías, por tanto Neus (la arquitecta redactora del proyecto) ya sabe que durante la ejecución de las obras irán saliendo cosas que miraremos de ir afrontando para que os afecten lo menos posible en vuestro día a día pero evidentemente no os engañaré, por que ya lo sabéis, que las obras son muy molestas«.

«Pero también os digo que nunca nadie ha pedido dar marchas atrás. Una vez que las obras están hechas siempre son para bien y la gente después está contenta«.

«Por tanto esto es lo que os quería comentar por mi parte y si quereís paso la palabra a Neus que ya entrará más en detalle y, sobretodo, que ya podréis plantear dudas, quejas…o si nos queréis decir algo nos lo podéis decir sin ningún problema. Tenim sa pell gruixada i per això esteim aquí. Moltes gràcies.

Los vecinos exponen su punto de vista

En este momento tomó la palabra la redactor del proyecto, la arquitecta Neus Serra, quien mostró a los vecinos asistentes el plano del proyecto y les pidió que se acercasen más para que lo pudiesen ver mejor.

Los vecinos han expuesto básicamente quejas referentes a problemas de movilidad que ya existen actualmente pero que se agrabarán aún más haciendo la plaza peatonal.

Decían que ya actualmente es un follón debido a que en horas de salida y entrada al instituto «los padres esperan a sus hijos por esta zona en vez de ir hasta el instituto» y que «solo hay un acceso que ahora aún será más restringido» por que «pusieron una señal de prohibido y todo el mundo coje por aquí«.

Otro vecino también explicaba que «yo para llegar al polígono estaré más de media hora, por que ya casi lo tardo ahora y aún no se ha tocado nada«.

Núria Hinojosa intervenía entonces para decir que «Nosotros desde Urbanismo lo que hacemos es un proyecto para ampliar la plaza y arreglar la calle Villafranca, después pedimos los informes a policía y policía nos dice si puede ser. No teneís que preocuparos por que es fácil de arreglarse y si realmente es así y crea un problema se cambian las señales y ya está. La gran suerte es que la movilidad se puede mover, lo que no se pude mover es la obra«.

Y añadía «Este equipo de gobierno entiende que las plazas tienen que ser peatonales, no tienen que ser carreteras» a lo que un vecino le respondía que se podia compatibilizar ambas cosas ya que al ser la plaza tan amplia daba opción para dejar un carril en un lateral a lo que Hinojosa insistia que «No, yo entiendo que no, una plaza tiene que ser una plaza. Por que calles tenemos muchas en Manacor para poder circular«.

Aquí se habría un amplio debate en el que participaron practicamente todos los presentes expresando su preocupación básicamente por que al peatonizar toda la plaza ello supondrá agravar aun más los problemas de circulación que ya hay en la actualidad.

Incluso se comentaba, por parte de los vecinos, que esa misma mañana se había producido un accidente y que se producirían muchos más en el futuro. Otros vecinos también comentaban que si ya ahora hay problemas de aparcamiento más abra aún por todos los aparcamientos que quitarán al peatonizar la plaza.

Todo para el pueblo, pero sin el pueblo

Ha quedado patente, como ya decíamos en nuestro anterior artículo que la socialista Núria Hinojosa parece hacer suya, como el alcalde y el resto de su equipo de gobierno, aquella máxima del despotismo ilustrado que Federico II de Prusia lanzó a finales del siglo XVIII: «Todo para el pueblo pero sin el pueblo«.

La hoja del proyecto del que hoy se ha «dado cuenta» a los vecinos

Un despotismo ilustrado, que no veía necesario el protagonismo y la intervención del pueblo en los asuntos políticos, sino que entendía que bastaba con políticos y gobierno para desarrollar “medidas” para la mejora de la vida de las personas.