• El portavoz del Partido Popular en el Consell de Mallorca pone en evidencia la “nefasta” de gestión de Catalina Cladera en materia de servicios sociales, movilidad, ordenación turística y cultura
  • “Vive cerrada en su despacho y ha sido incapaz de conectar con la gente, sin ninguna empatía con los problemas de los ciudadanos y sin liderazgo claro en Mallorca”
  • “Habéis estado más centrados en vuestras peleas internas que en defender el bienestar de los mallorquines. Solo os ha preocupado maquillar las diferencias evidentes que tenéis entre los socios para no soltar la silla”

El portavoz del Partido Popular en el Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, reprochó ayer a la presidenta Catalina Cladera que durante estos tres años y medio al frente de la institución insular, se haya dedicado a “obedecer y agachar la cabeza a las órdenes del Consolat”. “A usted no le gusta ser presidenta del Consell. Se ha preocupado más para tener contenta a la señora Armengol que a los mallorquines, a los que no ha resuelto ninguno de sus problemas”, expresó Galmés durante su intervención en la segunda y última jornada del Debate de Política General del Consell de Mallorca de la legislatura.

El portavoz popular inició su discurso asegurando que “después de ver hace dos semanas que Armengol aprovechaba su discurso para poner en marcha su campaña, de ver que apostaba para poner en marcha la repartidora, para disparar el gasto para dar la vuelta a las encuestas, ya nos imaginábamos que usted, que solo sabe hacer seguidismo de Armengol, haría el mismo. Pero, no ha tenido ni la decencia de justificar el dinero que reparte. Ustedes ya van al repartir para repartir”.

Los mallorquines no son tontos y no se dejarán deslumbrar por sus medidas electoralistas. E iba a decir que ya la conocen, pero no, no la conoce nadie. Pero conocen el resultado de su gestión”, aseguró Galmés para añadir que “a día de hoy nadie la ve como la presidenta del Consell. Todo el mundo la sigue viendo como la consellera de Hacienda de la Presidenta Armengol. Está tan de salida que ha intentado dejar atado su futuro. Usted y la señora Sánchez se han querido favorecer de su cargo institucional para beneficiarse de un ascenso en su plaza de funcionaría. Y la hemos enganchado”, recriminó a la presidenta socialista.

Galmés pidió a Cladera si piensa que ha ayudado a los mallorquines a mejorar su calidad de vida, con más dinero que nunca. “La respuesta es no. Con más atascos que nunca, con las colas del hambre más largas que nunca, con la falta de médicos y policías más grande que nunca, con las dificultades para poder acceder a una vivienda más grandes que nunca, con las listas de espera para poder acceder a una residencia más largas que nunca”, lamentó.

En este sentido, el popular criticó que “viva cerrada en su despacho, en el búnker del Consell en lugar de apoyar a los autónomos, a los pequeños y medios empresarios, a los trabajadores y a los ayuntamientos” y señaló que “ha sido incapaz de conectar con la gente, fuera ninguna empatía con los problemas de los ciudadanos y sin liderazgo claro en Mallorca”.

También recordó “el espectáculo lamentable que han protagonizado este verano” en referencia al polémico patrocinio del Real Mallorca. “Nos han hecho avergonzar a todos, habéis estado más centrados en vuestras peleas internas que al defender el bienestar de los mallorquines. Solo os ha preocupado maquillar las diferencias evidentes que tenéis entre los socios para no soltar vuestra silla”.

“El Parlamento Europeo ha tenido que venir a sacarlos los colores con la explotación de menores tuteladas”

Durante su intervención, Galmés puso en evidencia la “nefasta” gestión de las principales áreas de la institución y ha reprochado a Cladera “los Acuerdos de Raixa que no han cumplido”. En materia de servicios sociales, destacó que el IMAS “ha destacado por la opacidad y el oscurantismo” en relación a los casos de explotación de las menores tuteladas y ha lamentado que “haya sido el Parlamento Europeo quién les haya sacado los colores enviando una misión para investigar qué está pasando, con un informe técnico y objetivo que demuestra que el sistema de protección de menores falla y seguirá fallando si no cambian e introducen las recomendaciones de los expertos”, apuntó.

También hizo referencia al aumento de las personas en riesgo de pobreza, a las “eternas” listas de espera para acceder a una residencia y a la falta de ayudas para la gente mayor.

Pero el principal ejemplo de su subordinación a la señora Armengol lo encontramos en materia de carreteras, la otra gran competencia de este Consell”, ha indicado. “Un departamento que ha dejado contra las cuerdas al señor Sevillano para que la señora Armengol se hiciera una foto. Hablamos de la foto de Raixa, la foto más cara de esta tierra, la foto del mayor engaño que se ha perpetrado a los mallorquines. Y usted, señora Presidenta, fue cómplice”.

Armengol intercambió 230 millones del convenio de carreteras por su factor de insularidad. ¿Y sabe cómo hemos quedado? Sin dinero para acabar el segundo Cinturón, sin dinero para mejorar los accesos a Palma, sin dinero para tantas y tantas mejoras viarias necesarias en toda Mallorca”, apuntó.

Galmés ha aprovechado también para criticar “la medida estrella” de limitar la vía de cintura a 80 kilómetros por hora que “solo genera atascos y malestar entre los usuarios” y ha recordado que “lo eliminaremos cuando gobernenos”.

“El Partido Popular tiene una alternativa con un modelo opuesto al suyo”

En cuanto al anuncio hecho de reducir la bolsa de plazas turísticas, aseguró que “Cladera ha ido, una vez más, detrás de Francina Armengol” y ha explicado que “el Consell ya había hecho mucho trabajo para marcar un techo de plazas con el PIAT y ahora se lo cargan todo”.

También mencionó al abandono que sufren las zonas maduras de Mallorca “donde no han invertido ni un euro” y ha explicado que el problema de acceso a la vivienda “ha sido el gran fracaso de su mandato y el de la señora Armengol”.

Por otro lado, Galmés propuso que destinen el 1% cultural a proyectos que el señor Enseñat ya anunció la pasada legislatura y todavía “no han hecho absolutamente nada”, como por ejemplo restaurar el betlem de la Sang, rehabilitar los molinos de San Jordi o abrir la biblioteca de la Real.

Con todo, el portavoz del PP afirmó que “los mallorquines no aguantan más y piden a gritos un cambio” y el Partido Popular “tiene una alternativa con un modelo opuesto al suyo”. “Tendremos un Consell centrado, próximo, valiente y basado en la libertad”, concluyó.