• El portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, asegura que las modificaciones que se prevén “son parches que no solucionarán el caos circulatorio que ha generado”.
  • Galmés: “La mayoría de los conductores que se desplazan a Palma en coche privado no tienen otra opción porque el transporte público es totalmente insuficiente y deficiente”.

El portavoz del Partido Popular en el Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, ha tildado de “insuficientes” los cambios anunciados por la izquierda en el carril Bus-Vao “tan sólo una semana después de su puesta en marcha” tras el aluvión de críticas recibidas por parte de los transportistas y del sector del taxi. “Es una clara muestra de la improvisación con la que se ha implantado”, ha apuntado.

Galmés señala que las modificaciones y cambios que se prevén “son parches que no solucionarán el caos circulatorio que ha generado” e insiste en que “lo más sensato es eliminarlo hasta que no haya una alternativa de transporte real y funcional para todos los usuarios”. “La mayoría de los conductores que se desplazan a Palma en coche privado no tienen otra opción porque el transporte público es totalmente insuficiente y deficiente”, ha manifestado.

El líder insular de los populares califica la medida de “capricho político” y pide a Cladera y a su conseller de carreteras que “dejen de complicar la vida a los mallorquines con medidas que no arreglan el problema circulatorio” y “atienda las quejas y críticas de la mayoría de los usuarios de esta vía, que están hartos de perder el tiempo atascados”.

Galmés incide en la necesidad de “acabar el tramo I del segundo cinturón, mejorar los accesos a Palma, mejorar el transporte público incrementando las conexiones y frecuencias y construir parkings disuasorios”, ha concluido.