• La injustificada cesión a la Policía Foral es un chantaje aceptado por el Ejecutivo para obtener el voto favorable de EH Bildu en los Presupuestos Generales del Estado de 2023. La transferencia se producirá antes del 31 de marzo del próximo año, según el acuerdo firmado.

El Gobierno de Pedro Sánchez prácticamente cuenta con los apoyos suficientes para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2023. Dispone de la garantía del voto favorable de 175 diputados, entre los que figuran los cinco de EH Bildu. A cambio, la Guardia Civil perderá la competencia de Tráfico y Seguridad Vial en Navarra, que será transferida a la Policía Foral. Este chantaje requiere de unas explicaciones urgentes por parte del Ministerio del Interior; resulta injustificable que la Guardia Civil se utilice como moneda de cambio para conseguir favores políticos y sin informar primero a los agentes y explicar qué va a pasar con su situación profesional.

El cambio de la competencia se hará efectiva antes del 31 de marzo de 2023, y para su aplicación se reunirá la Junta de Transferencias antes de finales de año cuantas veces sean necesarias “para solucionar los actuales problemas técnicos”, según recoge el texto del acuerdo.

El mecanismo dentro de los despachos está en funcionamiento, hay fechas fijadas, pero los Guardias Civiles ni tan siquiera saben si tendrán opciones a la pasarela para ingresar en la Policía Foral o si, debido al perjuicio ocasionado, se les asignarán preferentes para ocupar nuevos destinos. Se trata de una humillación, un despropósito del que siempre resultan perjudicados los componentes del Cuerpo. La desconsideración y la falta de sensibilidad del Ejecutivo han provocado la incertidumbre sobre todos los compañeros allí destinados y sus familias.

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) seguimos en pie de guerra contra el Gobierno y sus formas de actuar. Con relativa frecuencia asistimos a desprecios hacia todos los efectivos. No sólo no informan previamente a los compañeros agraviados en Navarra, sino que el Ejecutivo tampoco escucha ni convoca reunión alguna para conocer las reivindicaciones y necesidades de sus componentes. Hemos solicitado un encuentro personal para trasladar las demandas profesionales, pero no ha habido comunicación ni respuesta formal alguna. Con los nacionalistas sí negocian y acceden a chantajes.

Estamos hartos de esta situación y por todo ello tenemos convocada una manifestación junto al Sindicato Unificado de Policía (SUP) este sábado día 26. Desde las 12:00 horas, Guardias Civiles y Policías Nacionales saldremos a la calle para reclamar al Gobierno por todas las discriminaciones sufridas. No tenemos reconocidos ni los derechos que otros trabajadores esenciales ya disfrutan. La jubilación anticipada, la jornada laboral de 35 horas, los turnos de trabajo, la reclasificación del Grupo B de las Escalas Básicas de ambos Cuerpos, la equiparación salarial, la homologación de las mismas horas de servicio anuales que la de otros Cuerpos, son algunas de las exigencias.

AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en afiliación en la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).