• El grupo popular ha presentado una Proposición No de Ley para que la cámara balear inste al Govern balear a restituir la memoria de los ‘chuetas’ represaliados y la de las generaciones posteriores.
  • El PP propone que se establezca el día 5 de Mayo como día dedicado al recuerdo de todos los descendientes de judíos conversos de Mallorca, con actos institucionales de memoria y desagravio.

El grupo del Partido Popular en el Parlamento de las Islas Baleares ha presentado una iniciativa legislativa para el reconocimiento de los descendientes judíos en Mallorca.

Así, la cámara balear debatirá un Proposición No de Ley (PNL) presentada por el diputado Juan Manuel Lafuente, en la que el PP insta a que el Parlament reconozca públicamente que “históricamente se ha producido una grave injusticia de marginación y discriminación con los descendientes de origen judío”.

La PNL también insta al pleno de la cámara balear a que “reconozca las importantes contribuciones a la economía, a la cultura, al arte y al conjunto de la sociedad que han aportado las generaciones de descendientes de origen judío”.

Asimismo, el grupo popular solicita al Parlament que inste al Govern balear a que “promueva el desarrollo de estudios históricos que permitan conocer, divulgar y conservar el legado de la contribución de los descendientes de origen judío en el conjunto de la Comunidad Autónoma de les Illes Balears”.

También el PP pide al Parlament que inste al Ejecutivo de Francina Armengol inicie los trámites para que el colectivo judío sea reconocido y amparado en una norma de rango de Ley, elabore material didáctico para que pueda estudiarse la historia de la comunidad ‘chueta’ en los centros de enseñanza en las islas.

En este sentido, el Partido Popular propone la creación y constitución de una comisión de expertos que introduzcan en los planes de estudio de la Conselleria d’Educació el conocimiento de la presencia de los judíos mallorquines y de sus descendientes en todos los ámbitos.

Finalmente, la PNL presentada por el PP solicita al Parlament a que inste al Govern a que establezca el día 5 de Mayo -aniversario del Auto de Fe de 1691- como día dedicado al recuerdo de todos los descendientes de judíos conversos de Mallorca, con la celebración de actos institucionales de memoria y desagravio.