La presidenta de las Islas Baleares, Marga Prohens, junto con el resto de miembros del Govern, quiere expresar sus condolencias por la muerte de Guillem Timoner Obrador, Premio Ramon Llull 1998, en reconocimiento a toda una vida dedicada a uno de los deportes más populares y más arraigados de nuestras islas: el ciclismo.

El galardón le fue otorgado por su profesionalidad, espíritu de lucha, afán de superación y deportividad, así como por haber sido durante muchos años la mejor carta de presentación de Mallorca.

Guillem Adrover en el Velódromo de Anoeta, cuando ganó su 6º Campeonato Mundial de Ciclismo

Guillem Timoner Obrador nació en Felanitx en 1926. Entre 1945 y 1984, fue 24 veces campeón de España en las modalidades tras moto comercial, tras moto de medio fondo, velocidad, persecución y fondo en pista.

Fue también campeón de Europa en la modalidad tras moto comercial y seis veces campeón del mundo tras moto de medio fondo (1955, 1959, 1960, 1962, 1964 y 1965).

Además, ganó tres veces la copa del mundo y se proclamó, en cuatro ocasiones, campeón de Baleares de velocidad.

Obtuvo 1.172 victorias a lo largo de su carrera y fue galardonado con diferentes distinciones.

Modalidad de medio fondo tras moto

Tuvo como motoristas a Van Higalgen y Meuteneman. Formó parte de los equipos Ciclos Minaco, Tomas Sport, Faema e Ignis. El 1968 se retiró de la competición y posteriormente fue seleccionador nacional de pista (1971-1978). El 1983 fichó por Teka y volvió a la competición profesional como ciclista (1983-1985). Como consecuencia de los éxitos conseguidos, se convirtió en un ídolo popular en el mundo deportivo isleño. Obtuvo la Medalla de Oro de la Ciudad de Palma y de la Provincia de Baleares (1964) y fue nombrado hijo ilustre de Felanitx (1960).

En el año 1997, la Comunidad Autónoma le concedió el premio Cornelius Atticus, distinción que enaltece la dedicación de un deportista a lo largo de su vida a la práctica y la promoción del deporte en nuestras islas.

Deja un comentario