• El empoderamiento de la mujer es un término a todas luces equívoco

Ayer, jueves 26 de octubre, la Asociación Albo, inició el curso de conferencias 2023/24 en el salón de actos del edificio de Sa Riera que la UIB les cede gratuitamente.

La encargada de dar la primera conferencia de la temporada fue la abogada matrimonialista Gemma Pascual Ferrer, quien disertó sobre un tema tan actual como es el de la mujer en la sociedad a lo largo de la historia y el poder que ha ostentado al largo de estos siglos.

Con una exposición clara y lenguaje directo y sin ambages consiguió transmitir que la mujer tiene y ostenta el poder que ella misma pretende ejercer, o sea el que se proponga.

Resumen de la conferencia

El poder ha dicho, está dentro de cada una de nosotros y depende del coraje y de la aspiración de cada una para llegar y alcanzar esa cuota de poder que cada mujer se proponga.

Es cierto que no siempre ha sido fácil pero no debemos adoptar el papel de víctimas, pues a lo largo de la historia se ha demostrado la valía de figuras femeninas muy destacadas y únicas que han desempeñado un papel crucial en el acontecer de la historia.

Tampoco hace falta señalar sólo las mujeres que destacaron por una u otra proeza sino que Doña Gemma nos insta a descubrir y reconocer el poder que toda mujer lleva en su interior y del que sólo ella es responsable, con las normales limitaciones propias de su fisiología, constitución física, destinada a la maternidad para la perpetuación de la especie, cuidado y educación de la prole, avances y cuidados médicos ginecológicos, que le han ido marcando un poco el camino y sus límites, sin ser nunca determinantes.

Mallorca, con menor influencia visigoda que en otras comunidades de España, ha conformado a lo largo de la historia un régimen matrimonial y familiar donde la mujer ha sido y es una figura preeminente. Ello se debe en parte al régimen de separación de bienes que rige en nuestra tierra. Esa independencia económica nos sugiere la ponente, le ha conferido un poder añadido ya de por sí a la mujer mallorquina.

Actualmente y en la historia pasada se ha cometido la injusticia por parte de los políticos y de la sociedad, de abanderar la defensa y promoción de la mujer, pretendiendo monopolizar la lucha feminista, abogando y reivindicando un poder para la mujer, “empoderamiento“, término a todas luces equivoco, y dando por conquistado algo que ya se poseee de antemano; por lo que se trata de una manipulación y abuso de poder de los hombres. pues no pueden conferir a las mujeres algo que ya poseen a priori.

Resumiendo y recogido de su discurso podemos decir que: ¡¡El peor enemigo de la mujer es la propia mujer!!.

Deja una respuesta