Digital Manacor informaba el pasado 29 de noviembre, en una nueva primicia informativa, que el alcalde imponía su voluntad ignorando a la mayoría de ciudadanos.

A pesar de que, a preguntas de la oposición y de los comerciantes de la zona y vecinos, el equipo de gobierno había negado por activa y por pasiva que se fuese a modificar el proyecto de la reforma de la plaza del cós y había jurado, y perjurado, que si no se había reabierto aún a la circulación de los vehículos era por qué todavía no se había recepcionado la obra.

A toda prisa y corriendo, y con la única intención de adelantarse al más que previsible acuerdo de la mayoría de los concejales del Ayuntamiento en el pleno que se iba a celebrar reclamándo la apertura de la circulación a los vehículos a la Plaza del Cós como siempre se había hecho, el alcalde ordenaba colocar unos pilones impidiendo el paso a los vehículos:

Este pasado sábado, en una nueva demostración de la chapuza e improvisación máxima que rige la actuación del alcalde Miquel Oliver y su equipo de des-gobierno de MÉS-ERC y AIPC/SyS, se daba la contraorden y se retiraban los pilones, tal y como se puede comprobar en la siguiente fotografía:

El lumbreras del alcalde y el/los que le redactan los informes justificando sus absurdas y disparatadas acciones, acciones que harían sonrojar y avergonzarse a los mismísimos Pepe Gotera y Otilio, para variar (véase nuestra fina ironía), no vieron más allá de sus narices y no tuvieron en cuenta que ya había algo programado que era incompatible con los pilones: el ya tradicional tren de Navidad.

Sin duda una imagen vale más que mil palabras, ¿verdad amables lectores?. Y si son tres…¡mejor que mejor!.

Pero no es nada nuevo, ya hicieron lo mismo cuando decidieron cerrar con barreras metálicas el acceso a la calle Joan Lliteras (conocido popularmente como carrer de ciutat) el 20 de diciembre de 2020, y en marzo del 2021 volvian a abrir los accesos.

Cierre del acceso a la calle Joan Lliteras
Un par de meses después se sacan de la chistera la ZPR y anulan el cierre con la barrera

La Policía Local no predica con el ejemplo

Pero no quedaba todo ahí. Se supone que todos los ciudadanos somos iguales ante la ley, ¿verdad?.

La Policía Local de Manacor, que es la encargada de vigilar y hacer respetar el cumplimiento de las normas circulatorias, son los primeros que se ve que no querían dar la vuelta que ahora si que el resto de los ciudadanos deben de dar, por obra y gracia del alcalde.

Una rectificación que da la razón a la crítica/denuncia de Digital Manacor

Nuestros amables lectores recordarán que en el mismo artículo informábamos que “todos los vehículos que accedan desde la C/ Oleza o desde la Avda. de Baix des Cós hacia la calle de Rector Caldentey se encontrarán con esta señal prohibiendo el paso, porque obviamente conduciendo desde tu vehículo no puedes entretenerle en leer la «letra pequeña» que figura en la parte inferior de la señal“.

Añadíamos, “Eso por no hablar de que la misma no está escrita ni en inglés ni en español, lo cual obviamente limita más aún su comprensión. Con lo fácil, y sencillo, que habría sido poner la señal R-205“. Y además poníamos una imagen de la señal R-205, para que así el alcalde y cía. lo tuviésen más fácil de entender, y comprender:

Pues bien, el alcalde y cía han seguido la más que lógica crítica/sugerencia de Digital Manacor y este pasado sábado podíamos comprobar que ya habían sustituido la señal:

Deja una respuesta