• El cuerpo de seguridad del Consell de Mallorca alerta del peligro de las intoxicaciones por monóxido de carbono, causa principal de accidentes dentro de las viviendas de Mallorca

Las intoxicaciones por monóxido de carbono son uno de los motivos principales de accidentes en los hogares de Mallorca. La mala combustión en un sistema de calefacción puede comportar la inhalación de este gas, y las consecuencias pueden llegar a ser fatales. Por eso, se tiene que ir con mucho cuidado cuando encendemos una estufa o un brasero.

Los Bomberos de Mallorca, ahora que llega el frío, han iniciado una campaña para alertar del peligro del monóxido de carbono. El CO es un gas altamente tóxico, es incoloro y no tiene olor, y no puede ser detectado por los sentidos humanos. Además, es más ligero que el aire, por lo que ocupa todo el espacio de una habitación. Una mala combustión por déficit de oxígeno en los sistemas de calefacción puede producir este gas nocivo, que se puede acumular en espacios cerrados, con el consecuente peligro de inhalación e intoxicación.

Por eso, la prevención de este riesgo es fundamental. Los Bombers de Mallorca quieren transmitir toda una serie de consejos a la hora de utilizar braseros, chimeneas, estufas, calentadores o calderas de gas. Si se siguen las siguientes recomendaciones, el uso de estos será seguro:

  • Se tienen que hacer las revisiones periódicas de los calentadores y calderas.
  • Se tiene que vigilar que, en los calentadores y calderas, la llama sea siempre azul.
  • Se tienen que mantener las rejillas y los conductos de ventilación libres y limpios.
  • Se tiene que evitar dejar braseros, chimeneas y estufas encendidos durante la noche, y todavía más dormir con estos sistemas en marcha.
  • Se tiene que ventilar a menudo la habitación donde se utilizan braseros, chimeneas y estufas.
  • Se tienen que revisar las chimeneas y estufas periódicamente, y limpiarlos, para que el tiro se encuentre limpio.
  • Es recomendable instalar detectores de CO.

Aunque se sigan estos consejos, siempre pueden ocurrir accidentes. Por eso, se tienen que conocer los síntomas más habituales de una intoxicación por monóxido de carbono, para prevenir males mayores. Los indicadores son: dolor de cabeza, mareo y confusión, somnolencia, náuseas y vómitos.

Si por desgracia no se puede evitar el incidente, es muy importante saber qué hay que hacer en casos de intoxicación por monóxido de carbono:

  • Ventilar rápidamente la habitación.
  • Si se puede, apagar el sistema que ha producido la intoxicación.
  • Salir al exterior.
  • Avisar rápidamente al 112.

El director insular de Emergencias, Joan Fornàs, ha querido recordar «el trabajo continuado que hacen los Bomberos de Mallorca en tareas de prevención y concienciación de la ciudadanía. Mantenerla bien informada es esencial para evitar que se produzcan accidente o emergencias. El objetivo primordial de los Bomberos es la seguridad de los mallorquines».

Deja una respuesta