• Llorenç Galmés, presidente del Consell de Mallorca: “Después de ocho años de pacto de izquierdas con un crecimiento desmesurado en número de plazas, debemos apostar por la contención”

El Consell de Mallorca reducirá el techo de plazas turísticas actual de la isla en un 4,2%. Concretamente pasará de las 430.000 actuales a unas 412.000 en total, de las que unas 308.000 pertenecen al sector hotelero y las 104.000 restantes al alquiler vacacional. Así lo manifestaron ayer en rueda de prensa el presidente del Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, quien ha comparecido acompañado por el consejero de Turismo, José Marcial Rodríguez Díaz.

Durante su intervención, Galmés reconocío que «uno de los principales desafíos a gestionar en Mallorca son los flujos turísticos», por lo que ha abogado por adoptar «medidas valientes» para evitar «poner en riesgo la convivencia entre residentes y turistas».

Por ello, el presidente del Consell anunció que será «la primera vez en la historia que se adopta la decisión de reducir el techo máximo de plazas turísticas». «Después de ocho años de pacto de izquierdas con un crecimiento desmesurado en número de plazas, debemos apostar por la contención», ha abundado.

En esta línea, Galmés anunció que se acometerá también una modificación del Plan de Intervención de Ámbitos Turísticos (PIAT), lo que llevará a la isla a mantener su competitividad manteniendo la clave en la productividad de su oferta.

Por último, tanto Galmés como Rodríguez revelaron que, al mismo tiempo, se continuará protegiendo y garantizando la seguridad jurídica de toda la oferta legal en el sector turístico, lo que implica al mismo tiempo luchar contra la oferta ilegal, sea del tipo que sea y opere en el sector que opere. «No nos cansaremos de perseguir a quien no cumpla las normas, y al mismo tiempo trabajaremos para adoptar todas las medidas que sean necesarias para que nuestra oferta turística continúe siendo un referente mundial», ha afirmado Rodríguez.

Deja una respuesta