El conseller de Medi ambient i Territori, Miquel Mir, pidió el jueves a los municipios, que empiecen a prepararse para un previsible escenario de sequía, este próximo verano, en Baleares. «No se trata de ser catastrofistas pero sí previsores», ha subrayado Mir quién ha remarcado que «no podemos afirmar que sufriremos sequía este verano pero los datos son los que son y las administraciones tenemos la obligación de adelantarnos a situaciones que puedan perjudicar a la ciudadanía». En este sentido, el conseller ha recordado que Recursos Hídricos está a disposición de los ayuntamientos para identificar las medidas de gestión más adecuadas según la realidad local.

Mir ha intervenido en la reunión convocada por la Dirección General de Recursos Hídricos con la Federación de Entidades Locales de las Illes Balears (FELIB) para informarles de los últimos datos sobre el estado de los acuíferos. Las reservas hídricas del archipiélago se encuentran, actualmente, al 55% según los datos del servicio de Estudios y planificación de la dirección general. A pesar de que la cifra supone un incremento respecto al mes anterior, Mir ha querido advertir a los municipios (órganos competentes en materia de abastecimiento de agua) que la última vez que se registraron unos índices similares en un mes de diciembre fue en 2015. La escasez de agua impulsó, entonces, la aprobación del Decreto 34/2016, de 17 de junio, por el cual se declara la situación de sequía extraordinaria en la isla de Eivissa y, posteriormente, el Decreto 54/2017, de 15 de septiembre, por el cual se aprueba el Plan Especial de Actuación en Situación de Alerta y Eventual Sequía de las Illes Balears.

Las Unidades de Demanda (UD) que más preocupan son las de Artà y Pla de Mallorca que llevan en escenario de prealerta de sequía 17 y 22 meses, respectivamente. En este sentido, la directora general de Recursos Hídricos, Joana Garau, ha anunciado que próximamente convocará una Mesa técnica de sequía con los municipios afectados para empezar a estudiar medidas.

Garau ha recordado, además, que todavía hay 36 municipios que no han presentado a la conselleria su Plan de gestión sostenible del agua. En este sentido, ha puesto en valor «la necesidad de tener aprobados estos instrumentos de planificación para situaciones de escasez». Igualmente, ha recordado que «en situación de emergencia climática, no podemos dejar al azar la gestión de una crisis por carencia de suministro».

La directora general ha instado a los municipios a tener terminados pozos de reserva y las infraestructuras que sean necesarias para evitar situaciones como las del verano pasado, cuando el incremento de demanda fue tan elevado que a pesar de haber recurso, no se pudo garantizar el suministro en algunos lugares.

Mir, por su parte, ha insistido en la necesidad de reducir el porcentaje de pérdidas en las redes municipales. En este sentido, ha recordado que Recursos Hídricos acaba de adjudicar una partida de 2,3 millones de euros de Fondos NextGenerationEU para mejorar el abastecimiento de los pueblos. Además, ha recordado que la conselleria impulsó una convocatoria, dotada con 20 millones de euros del fondo del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) con la misma finalidad. «El Govern trabaja para poner a disposición de los municipios los recursos necesarios para que estos puedan ejecutar las mejoras necesarias que optimicen la disponibilidad del recurso», ha destacado el conseller quien ha añadido que la conselleria seguirá impulsando campañas de concienciación y de fomento del ahorro.